Huir de la mediocridad


El término mediocre siempre me generó en algún sentido una sensación de asfixia intelectual y a veces hasta física.

Me pregunté si era por aquellas ideas que se asocian con la mediocridad, las palabras que caen dentro de su territorio, por el producto generado…

Pensándolo mejor llegué a una conclusión y creo que se relaciona con la idea de que bajo la mediocridad “todo puede dar lo mismo” y que más allá de las ideas asociadas y los resultados que genera, hay en ella una monotonía, una continuidad aletargada, que puede convencerte y convencer al resto de que no es tan mala, y de pronto hasta plantearse como una solución…

Frente a esta afirmación, la pregunta que sigue es si la mediocridad cae en el ámbito de los juicios. Creo que las preguntas aparecen cuando la situación mediocre ya está instalada. Ser categórico o no, definir deliberadamente una cosa, otra o ninguna, bueno, malo o ni, perfecto o deliberadamente imperfecto, o perfectible con el tiempo… son disyuntivas de los juicios en las que no se desarrolla la centralidad del asunto. Una solución puede dar respuesta a un problema dentro de ser ni una cosa ni otra, un sentido de la ambigüedad o de la perfectibilidad posterior, y no necesariamente ser mediocre. 

La mediocridad es un problema que se suma al problema inicial por resolver. A veces se manifiesta de modo individual, a veces sociocultural, a veces como signo de una época.

Es un problema del pensamiento, una falla en la conceptualización de la solución a un problema, que pretende dar por bueno aquello que atrasa, congela, copia o achata…

Es tan interesante estudiar la “peor” y más desaconsejable solución a un problema, como la “mejor” alternativa… lo mediocre aparece cuando el pensamiento no llega a una ni a otra porque no puede generarlas, y esto es tanto incumbencia del proceso de pensamiento (que se aprende, se desarrolla y se entrena) como del acostumbramiento “que a veces se vuelve cultural” a la respuesta “que da lo mismo” total “todo bien”, y no advertir que “más de lo mismo” es una rueda imparable de decalages, que enrasan y nivelan hacia abajo.

0 comments on “Huir de la mediocridad

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: